Ante la pandemia del Covid-19, empresas frenaron sus operaciones de forma temporal, lo cual impactó en la estabilidad económica de los trabajadores y sus familias; sin embargo, en caso de que la cuarentena se amplíe, los patrones tienen la obligación de pagar el salario el tiempo que esta dure.