En vísperas de la reforma energética que abriría plenamente el mercado de las gasolinas y de los hidrocarburos, Pemex convocó en 2013 a una licitación pública internacional (ITS-27235) para producir, fabricar y entregar 700 pipas o carrotanques, de los cuales 300 distribuirían gasolinas y 400 se utilizarían para desa­lojar combustóleo.