Noticias internacionales sobre sucesos al rededor del mundo


El gobierno del presidente Donald Trump se deslindó este viernes de la muerte de una niña guatemalteca de siete años, identificada como Jackeline Caal. Entrevistada por el canal Fox News, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, dijo que la muerte de la niña es algo desgarrador y un triste ejemplo de los peligros de cruzar la frontera ilegalmente. Señaló que el grupo de 163 migrantes con el que viajaba la niña estaba a 145 kilómetros del lugar donde podía ser procesado.

El diario The New York Times se ha encargado de ponerles nombre y rostro. Ellas son Victorina Morales de Guatemala y Sandra Díaz de Costa Rica, las trabajadoras indocumentadas que durante años le hicieron la cama y le lavaron la ropa sucia.