• Search
pixel_trans.gif

71

pixel_trans.gif

pixel_trans.gif
Creada el:

En una jugada anunciada hace poco más de una semana, el gobierno de China lanzó este lunes una contraofensiva en el terreno comercial con Washington al imponer aranceles de hasta 25% a 128 productos estadounidenses, en respuesta a una medida similar adoptada por la Administración de Donald Trump contra las importaciones de acero y aluminio del país asiático.

La medida afectará a la carne de cerdo congelada, el vino, ciertas frutas y nueces, y residuos de aluminio.

La reacción en EEUU llegó rápido con una caída del índice industrial Dow Jones en la Bolsa de Valores, que finalmente se dejó casi 460 puntos, lo que se tradujo en una caída del 1.90%. Los otros dos valores bursátiles más importantes, el Standard & Poor 500, Nasdaq Composite, se dejaron un 2.23% y un 2.74%.

Si el índice Nasdaq, que refleja el comportamiento de las empresas tecnológicas del país sigue su tendencia a la baja, perderá todas las ganancias logradas en lo que va de año, especialmente empujada por la caída de las acciones de Facebook tras el escándalo de filtración de datos de sus usuarios.

Otro factor que ha contribuido con el descenso de los números de la Bolsa son los más recientes ataques el presidente Trump al gigante de ventas en internet, Amazon.

El mandatario nuevamente y vía Twitter acusó a Amazon de tomar ventaja del servicio postal de EEEUU y sugirió que no paga impuestos de manera justa. La compañía se depreció este lunes cerca de un 5%.

publicidad

"Solo tontos, o peor, dicen que el Servicio Postal está ganando dinero con Amazon. PIERDEN UNA FORTUNA, y lo cambiaremos. Nuestras tiendas al detal que pagan impuestos están cerrando en todo el país (...)", dice parte del tuit.

Las represalias del gigante asiático

La lista publicada por China este lunes coincide con la que se conoció el 23 de marzo que contempla tarifas potenciales sobre hasta 3,000 millones de dólares en bienes estadounidenses.

El Ministerio de Comercio de China dijo que suspendería sus obligaciones con la Organización Mundial del Comercio (OMC) para aumentar los aranceles sobre 120 productos estadounidenses, incluida la fruta. Las tarifas de esos productos se incrementarán en un 15% adicional.

Otros ocho productos, incluida la carne de cerdo, ahora estarán sujetos a aranceles adicionales de un 25%, dijo el ministerio chino.

Pekín justifica la medida como una “ una acción legítima adoptada bajo las normas de la OMC para salvaguardar los intereses chinos", de acuerdo con el comunicado oficial.

La creciente tensión en esta materia entre Pekín y Washington ha desatado el temor a una guerra comercial en toda regla entre las dos mayores economías del mundo.

El presidente Trump había anunciado el 22 de marzo que Estados Unidos impondría nuevos aranceles a una serie de productos chinos por valor de 60,000 millones de dólares.

Pekín ha lanzado insistentes exhortos a Washington para detener lo que tilda de "intimidación económica", pero hasta el momento había procurado no atacar productos agrícolas importantes como la soja, ni compañías industriales de peso como el gigante Boeing, unos ámbitos que podrían verse afectados ahora por nuevos aranceles, considera el diario oficial Global Times.

"Caja de Pandora"

La semana pasada, el gobierno chino insistía en mantener la concordia, recomendando al gobierno de Trump a no abrir una “caja de Pandora”. A pesar de la retórica incendiaria del presidente estadounidense, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, intentó restar fuelle a la polémica el jueves al señalar que las sanciones contra Pekín eran ante todo el "preludio a una serie de negociaciones".

Trump busca reducir el déficit comercial de Estados Unidos respecto a China, de unos 375,200 millones de dólares en 2017, según las aduanas chinas.

Uno de los sectores estadounidenses que están más preocupados por la inminente guerra comercial con China son los ganaderos y productores agrícolas. Brad Grootenhius, un granjero de Iowa, lo resume así: "nosotros exportamos carne de cerdo a China y tememos que nuestras ganancias comiencen a desplomarse".

A pesar de que Trump sostiene que "las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar", la decisión de Pekín "será un duro golpe para Washington, y Estados Unidos va a pagar un alto precio por su política comercial radical hacia China", aseguró el Global Times.

dot.gif
  • Compartir esto en Facebook:

dot.gifpost comments
Comentarios.
Tienes algo que comentar al resp
Haz click aqui para comentar  
dot.gif
  • post reviews
    Califica este artículo
    Dinos que te parecio este artículo
Usuarios anonimos: 1
  • Exelente articulo
  • 100.000 %
  • Buen articulo
  • %
  • Interesante, podria mejorar
  • %
  • Mas o menos
  • %
  • No creo importante
  • %