• Search
pixel_trans.gif

133

pixel_trans.gif

pixel_trans.gif
Creada el:

Dos países importantes por su tamaño, población y economías se han convertido en un problema para la salud y la seguridad hemisféricas. Las erráticas conductas de sus dirigentes, el autoritarismo y voluntarismo de sus acciones dista mucho de lo que un estadista debería hacer. Hoy, cuando abril ya finaliza, EEUU y Brasil nos muestran la manera cómo no se deben hacer las cosas cuando se gestiona una pandemia y cómo las decisiones de los dirigentes pueden matar a miles de personas.

Expertos coinciden en que esta pandemia revela en verdad quiénes realmente tienen la capacidad como estadistas para ocupar los puestos de mando que sus pueblos les han dado. 

Trump, el doctor Frankenstein de la COVID-19 en EEUU

La errática gestión de Trump ha pasado por negarle importancia a la enfermedad, burlarse del sufrimiento de otros países, pensar en bañar a EEUU con la pandemia y finalmente pelearse con los gobernadores y la OMS e indicar los más extravagantes y ridículos remedios, como inyectarse desinfectante o recibir un rayo en los pulmones.

La insólita sugerencia de Trump la semana pasada de que inyectar desinfectante podría servir como tratamiento para enfermos de covid-19 se ha vuelto un ejemplo de su respuesta general al reto sanitario.

Trump intentó relativizar su comentario luego, indicando que fue sarcástico, pero expertos en salud lo vieron como riesgoso y hasta se reportaron aumentos de llamadas a centros de control de veneno en EE.UU., aunque sin casos fatales.

Esa no fue la primera vez que Trump es acusado de actuar peligrosamente en plena pandemia: algo similar ocurrió cuando anunció este mes que suspendería la financiación de EE.UU. a la Organización Mundial de la Salud (OMS) por su gestión de la crisis global.

Y a fines de febrero el presidente generó inquietud al intentar relativizar la amenaza del nuevo virus, al sostener que era “como una gripe” e iba a desaparecer como por “milagro”, aunque luego dijo que sabía de su gravedad pero buscaba “dar esperanza a la gente”.

EE.UU. es hoy el país con más casos de coronavirus en el mundo y Julian Zelizer, un historiador presidencial en la Universidad de Princeton, sostiene que Trump se desempeña en esta crisis de una “manera caótica”, diferente a sus predecesores.

Ese manejo de la emergencia “es peligroso para el país y para el mundo, porque esta es una crisis global”, advierte Zelizer, autor de varios libros sobre historia política moderna de EE.UU., en una entrevista con BBC Mundo.

Lo que sigue es una síntesis del diálogo telefónico con este profesor de historia y asuntos públicos, analista destacado de la actualidad política de EE.UU.

Brasil, el segundo mayor peligro a la salud del hemisferio

La forma como el presidente Brasileño, Jair Bolsonaro, ha asumido la pandemia es otro ejemplo de como se puede asesinar a miles de personas por omisión o ignorancia. La idea de Bolsonaro no es original, pues coincide casi al calco con los erráticos manejos e ideas de su ídolo, Donald Trump. El brasileño al igual que Trump está influenciado por la gran cantidad de consejeros evangélicos que ambos tienen, para los cuales el Coronavirus no es sino un invento maléfico que puede ser derrotado con oración, como también propuso el gobierno de facto boliviano, también sumergido en una crisis sanitaria por la pandemia.

Bolsonaro incluso ha ido más allá y ha propuesto cerrar el congreso, un golpe militar, mientras su hijo amenaza con un grupo de pistoleros disparando a todo aquel que llame a la cuarentena o critique a su padre.

El Ministerio de Salud de Brasil reportó este martes 474 nuevas muertes por coronavirus en el país, y alcanzó así un récord de decesos en las últimas 24 horas. El total de fallecidos es de 5.017, superando a China.

En tanto, de acuerdo al nuevo parte de las autoridades sanitarias, se registraron 5.385 casos positivos, con lo que hasta el momento suman 71.886 contagios.

En tanto, 32.544 pacientes se han recuperado, según indican las estadísticas oficiales.

Por otra parte, la cartera de Salud señala que la letalidad de la pandemia en el gigante sudamericano alcanza el 7%.

Los estados de San Pablo y Río de Janeiro, en la región sudeste, continúan siendo los más afectados por la pandemia. El primero tiene 2.049 muertes y 24.041 infectados, mientras que en el caso del segundo las cifras ascienden a 738 y 8.504 respectivamente.

dot.gif
  • Compartir esto en Facebook:

dot.gifpost comments
Comentarios.
Tienes algo que comentar al resp
Haz click aqui para comentar  
dot.gif
  • post reviews
    Califica este artículo
    Dinos que te parecio este artículo
Usuarios anonimos:
  • Exelente articulo
  • %
  • Buen articulo
  • %
  • Interesante, podria mejorar
  • %
  • Mas o menos
  • %
  • No creo importante
  • %