Impensable pero ocurrió, Andrés Manuel López Obrador de frente le entró al toro, tocar a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, los que durante años fueron autistas, los que le dieron la espalda al pueblo de México. El anatocismo, las afores, el gasolinazo, todo a favor de los grandes capitales y del gobierno, nada en favor del pueblo.